EnBoteDeBote

Moda, Belleza, DIY & Lifestyle
Moda

Por fin llega el calor y con él un bikini nuevo.

Por fin llega el calor y no lo podía celebrar de otra manera que hablando de ropa de baño. En esta ocasión os hablo de una marca a la que le tengo un aprecio especial, Hunkemoller. Llevo un par de años siguiendo sus redes y siempre me ha llamado la atención la pluralidad. Trabajan con blogueras con cuerpos muy diferentes y tienen ropa para todas, incluso bañadores de tallas grandes.

Su apuesta por el body positive y por la pluralidad de cuerpos, me ha hecho pensar detenidamente sobre si debía o no salir en redes en bikini. Se que puede parecer una tontería pero hace un par de semanas hablaba con mi amiga Carol sobre hacernos fotos en bikini y hasta qué punto exponerte en redes sociales e incluso debatí sobre este tema con mi familia.

En todo momento mi postura fue en contra, no veo nada malo en ello, simplemente no me sentía cómoda. Unos días después, Hunkemoller me ofreció esta colaboración con la ropa de baño. Os podéis imaginar como fue mi conversación interna durante unas cuantas horas, hasta que al final decidí aceptar. Os cuento por qué.

Tratando de hacer memoria nunca me he sentido bien con mi cuerpo, incluso pesando 44kg y dejándome la piel con dietas y deporte intenso. Siempre con miedos al que dirán, situaciones que me generaban incluso ansiedad. No os hacéis una idea de la cantidad de planes de pisicina que he rechazado por no sentirme cómoda con mi cuerpo.

En este punto de inflexión aparece Hunkemoller, una marca que siempre he visto con buenos ojos por ser completamente body positive sin gritarlo a los cuatro vientos, simplemente creando tallas para todas y apostando por una comunidad de blogueras completamente plural.

Llegados a este punto, mi mente hizo un clic: ¿Me hubiese ayudado en las etapas más duras sobre aceptación personal ver a más mujeres reales en revistas y medios? Y aún más importante, ¿Puede ser una buena oportunidad para romper una veda y dejar el qué dirán de lado?

Con este “mejunje Art atack” que tenía montado en mi cabeza, decidí lanzarme a la piscina , nunca mejor dicho. Cambiar mi forma de pensar con respecto a mi cuerpo y si en el camino puedo ayudar a otra persona, mejor que mejor. 

Así que sí, aquí me tenéis con más miedo que vergüenza, apostando por el body positive y dando visibilidad a la pluralidad de cuerpos.

La verdad es que desde hace un par de años he estado apostando bastante por los bañadores y he estado tentada por un par de ellos, pero esta entrada merecía algo atrevido. Así que al final me decanté por este bikini, me costó decirme, tienen muchas cosas bonitas en la web, pero su estampado y su diseño con un toque sexy, me enamoraron. Soy consciente de que la braguita alta no es del estilo de todo el mundo, pero también tienen bikinis brasileños monísimos. En serio, tenéis que ver su web.

¿Te animas a contarme alguna experiencia en la que no te hayas sentido cómoda con tu cuerpo? Entre todas podemos acabar con los estereotipos y sentirnos más libres. 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.