EnBoteDeBote

Moda, Belleza, DIY & Lifestyle
Lifestyle

Rincones para sorprender en Madrid

Goedemorgen!

Por fin estoy de vuelta por estos lares después de unas mini vacaciones estas Navidades, y es que a pesar de no haber publicado en el blog, he estado trabajando mucho en los vídeos del canal de Youtube, preparando sorpresas que estoy segura que os van a encantar. ¡Estoy deseando que lo podáis ver.!

Además de estar trabajando en el canal también trabajaba en la oficina sin vacaciones, así que han tenido que ser unas “vacaciones” obligadas en el blog por falta de tiempo.

Pero ya retomo el blog de nuevo cargada de energías y muchas ideas. Antes de empezar con todo lo que tengo preparado para el 2017, os quiero enseñar mi último viaje relámpago a Madrid, por Nochevieja.

Hace unos meses fue la inauguración del  Gastrobar de Salvador Bachiller en Gran Vía, justo coincidía con la Antwerp Fashion Festival, así que me fue imposible ir. Una razón más para no querer perder la oportunidad de visitar este sitio en mi visita a Madrid.

Sin duda es un lugar muy especial, que no parece que esté situado en plena gran vía madrileña. Es un pequeño rincón, lleno de plantas, con música suave y canto de pájaros como sonido ambiente, sin duda muy agradable.

Además quedamos con unos amigos allí y se quedaron sorprendidos de aquel rincón tan especial que se esconde en Madrid, así que es un lugar genial para impresionar a tus amigos.

Una vez dentro, me pedí el cóctel Edison, servido en un vaso en forma de bombilla, con tanto detalle que se sirve en una tabla de madera con un interruptor. Además en la pajita había una etiqueta que dice: “Trágame tierra y escúpeme en la playa”.

Me llamó la atención la cantidad de detalles que había, como por ejemplo que la cuenta viniese en un mini monedero en forma de tarta o que el salvamanteles para el té tuviese forma de hoja.

Sinceramente, me encanta que se le de importancia a los pequeños detalles como el agua caliente en el lavabo del baño y la crema de manos para hidratarte justo después. Son detalles que me hacen sentir muy cómoda.

Además del gastrobar tiene dos plantas de tiendas e hicimos compras, pero fueron todas para mi chico, así que no os las puedo enseñar por aquí. Por cierto, las chicas fueron muy amables con nosotros.

Esta es la dirección exacta: El Invernadero, Salvador Bachiller en Calle Gran Vía, 65, 28013 Madrid

¿Qué os ha parecido? ¿Lo conocíais?

18 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *